Blog de diariodeunapato-sa

Blog personal

Noticias y comentarios personales

Pasos de gigantes.

Escrito por diariodeunapato-sa 25-02-2018 en revelar. Comentarios (0)

Qué domingo de ensueño

Hoy me he sentido como si no estuviera en mi cuerpo. No sé si es por eso por lo que me he liberado de ciertas cosas que me llevaban atormentando largo tiempo.

Por primera vez le he hablado a una chica.

Estoy usando esa aplicación de Tinder y me apareció una chica muy mona a la que le gustaba mi banda favorita. Y me animé a darle me gusta, ¡¡resultó que ella también me lo había dado!! Así que me armé de valor a decirle algo, no sé qué me llevó a pensar esto exactamente. Pero en su perfil decía algo como que fuera original y que un “hola ¿qué tal?” estaba muy visto. Le hablé sobre el grupo de música y ella se asombró también de encontrar a alguien con los mismos gustos. Me gusta. Intento desesperada y torpemente seguir la conversación porque JODER LE HE HABLADO A UNA CHICA. Me dice qué estudia y dónde. Y después me pregunta si he estado con chicas…ahí lo he visto claro, como sea una de esas chicas que quiere estar con alguien que no “juegue” o algo por el estilo.. si hasta me dijo que yo parecía superjoven. Pero resulta, que ella tampoco había salido nunca con una chica (cosas serias), que se había dado cuenta de que no le atraían los chicos. Me gusta ella, y no quiere salidas. Yo no sé lo que quiero, si algo serio con una chica o descubrir sin presiones. Sin embargo, no sé si tengo algo de presión. Sigo hablando con David, él me gusta mucho, pero soy demasiado ñoña y se me va mucho la cabeza a sitios en los que no estoy cómoda. No creo que la cosa llegue a algún sitio con él, es que a ratos lo pienso y en otros momentos es completamente al revés. ¿Sigo siendo un cócktail hormonal? Odio esto.

Me he hecho un intagram alternativo.

No sé a qué vienen estos comportamientos, joder. Si yo no soy así, hay algo que me está alterando y quiero que pare. Estaba mirando el Instagram de la chica de Tinder, Irene. Resulta que solo tenía una foto de hace 18h y seguía básicamente a famosos y a menos de 20. O sea que era un Instagram nuevo. Quería ver la historia que había subido sin que ella supiera que era yo. Fui un poco paranoica porque además me dijo que estudiaba derecho cuando en Instagram decía periodismo… No entiendo que ha pasado, pero me ha hecho venirme un poco abajo. Eso, y que hablamos cada más tiempo.

Independientemente de cómo me vaya esto... He dado un paso importante al hablarle a una chica de esa manera y la verdad es, que me siento orgullosa.

Otra cosa también muy importante que he hecho hoy es que, le he dicho a mi mejor amiga lo que ha pasado. Se lo he soltado como algo normal y ella ha respondido igual. Se lo he dicho por mensaje de texto, pero aun así lo he hecho. Supongo que hablaremos más acerca de que soy bisexual (suena raro cuando lo digo en el contexto de mi mejor amiga) en otro momento y me dejará espacio para que se lo cuente todo. Ella está saliendo con un chico con el que habla mucho y al que quiere y estoy muy feliz por ella. Se merece a alguien bueno. Me imagino que lo que ha pensado lo hablará con él. Espero que no se aleje de mí. Yo también la quiero muchísimo y este año hemos estado meses sin hablarnos. Eso me ha llevado a darme cuenta de que la necesito por cosas tan simples como que hace feliz mi día a día. Es la persona que mejor me entiende. Nos complementamos demasiado. Es mi persona. A la que le contaría absolutamente todo. Y al dejar de hablarle sé que le hice daño, porque yo misma lo sentí. Espero que hablemos de eso algún día, aunque sé que es agua pasada, ha sido importante y quiero que sepa todo lo que pienso. Que la quiero joder.


Lloro por las ratitas de laboratorio

Escrito por diariodeunapato-sa 20-02-2018 en mi. Comentarios (0)


No sé qué me pasa.

Últimamente me siento rara. Estoy empezando algo con este chico, David. Y me comporto como nunca, odio lo que hago. Me va a bajar la regla o algo y estos días he tenido muchos cambios hormonales. Eso y con todo lo que supone una nueva relación… me estoy volviendo loca. Nunca pero nunca escribo. Pero es que en lo que va de 20 min he llorado 2 veces y estoy volviendo loco al chico.

Me quiero morir.

Siento algo fuerte por él pero, ¿qué es todo esto?. Tiene que ser un enchochamiento de los de toda la vida y me da puto miedo que lo sea. No quiero que mi vida amorosa se resuma en las personas que me aburrieron al poco de conocerlas. Me siento mal por lo que hago. No quiero seguir haciendo eso. Dejando de sentir. Qué es de mi si no consigo ser feliz por más de unos días.

Me ahogo.

Me duele saber que soy así. Le hago daño a la gente que me quiere. Soy mala persona y lo sé pero no puedo cambiarlo, no activamente al menos. Cuando vean como soy no me querrán y casi que mejor porque no quiero tener que ser yo la que lo acabe siempre. Pero qué hago. ¿estoy saboteando esto?

Me condeno a mí misma al fracaso.

Joder es que no paro de pensar en ello. Me he convertido en una ñoñas con el chico y me harto a mí misma. Me digo “Cállate que no quieres hacer eso, no te gusta cuando lo hacen otros. Suenas estúpida”.

Soy un caso perdido.

Cuanto más quiero a alguien más me cuesta abrazar y decir te quiero. Temo estropearles y que se vayan. Temo que me duela. Y vuelvo a llorar, ya van tres. Dime algo tan inservible como la regla si no quieres tener hijos, esperaré.

Pensaba que me moría.

Odio el Whatsapp. Le veo en línea y no me contesta. Saber que no quiere siquiera contestarme la primera como antes o como lo hago yo me duele. Pero odio más que me duela porque no es sano lo que siento. Y vuelvo a llorar. La impotencia me puede. Puta sociedad que me hace sentir esto. Yo sólo quería a alguien con quien tener algo “romántico” pero claro. No lo he podido conocer en persona porque en vez de perder la vergüenza, la gano con los años. Me he tenido que hacer un Tinder. Y cada vez que lo digo me siento patética y lo odio. ¿Puedo dejar de odiarme? ¿dejar de odiar todo lo que hago siento digo? También esperaré.

No me queda otra.

Y ya pasa de mí. Vaya esto ha sido rápido. PERO QUIERES DEJAR DE LLORAR. Eres estúpida. Te gusta maltratarte y encima eres imbécil. Quien te va a querer cuando tú piensas esto de ti misma. Cuando te ves así tan mierda que no mereces la pena. Cuando se te ocurren cosas como que las ratitas de laboratorio se merecen esta oportunidad o cualquier otra mínimamente buena que por ejemplo TÚ estás desaprovechando llorando. Eres penosa. No quiero tener nada que ver contigo.

Y ahora no me habla. Me lo merezco si es que me lo estoy buscando yo sola. Y eso que no sae todo lo que pasa detrás, porque huiría ya de mí. No lo culparía. Ya se piensa que soy una pesada y una ñoña. Si es que pienso todo el día en él. Y yo pensaba sinceramente que iba a ser al revés, pero soy yo la niña, la pringada. Si es que lo he dicho, empeoro con los años. Por algo el queso y yo no somos compatibles. Yo soy de cebolla… eso debería y el nombre del blog debería decirlo todo sobre mí. Pero aquí estoy para bueno, en realidad nada porque me moriría si alguien que conozco llega a leer esto.